Hay vida más allá de la caña

02/19/2015

Frescas, rubias o morenas, gusto exquisito. Tranquilo, no estás delante de un anuncio de contactos: hablamos de las cervezas gourmet, birras fuera de lo convencional para los paladares más exigentes que están convirtiéndose en un verdadero hit. ¿Será una espumosa la que destrone al gin tonic?

Antara

Aunque la caña fresquita y bien tirada del bar de la esquina sigue siendo una indispensable del "terraceo" patrio, los amantes de la cerveza llevan años tratando de buscar en las estanterías de los supermercados esa rareza, esa novedad de importación que se salga de las cuatro-cinco marcas convencionales. Hoy, esto es más sencillo que nunca: el auge de las birras artesanales y de importación ha hecho que el catálogo de rubias y negras que podemos encontrar aumente, y aparezcan incluso tiendas especializadas especializadas en este tipo de brebaje o grandes superficies con espacios dedicados, en exclusiva, a ellas.

¿Y quién ha logrado subirse a la cresta de la ola de esta nueva fiebre cervecera? Nuestro país: sin poseer la tradición de países como Irlanda o Alemania, España no ha tardado en lanzar al mercado brebajes tan apreciados como La Socarrada, una cerveza artesanal sin filtrados, con romero y miel de romero, que en 2012 logró el título de Mejor Cerveza del Mundo. Esta birra se realiza en Xátiva, Alicante, no muy lejos de otro caldo made in spain muy especial: la valenciana Antara, que incluye en su receta chufa.

Virgen

Aunque el levante y Andalucía concentran buena parte de la producción de cervezas gourmet españolas, Madrid también presume de una microfábrica de birra artesana que se ha convertido en pocos años en un icono de la gastronomía madrileña: la Cibeles, con sede en Leganés y con más de diez tipos de cerveza en su haber, desde la clásica rubia, ligera y refrescante, a la exótica David´s Ale, con muy poco lúpulo y un estimulante dulzor. Además de Cibeles, Madrid también es cuna de otras geniales gourmet como La Virgen o las realizadas en la Fábrica Maravillas, ubicada en el corazón de Madrid.

La cerveza ya no es la compañera solitaria de los panchitos en la barra del bar, sino que puede ser el maridaje perfecto de cualquier plato complejo, incluso algunas especialidades, como la Rauch de Cibeles, están pensadas para ello.  Aunque cuidado: las hay tan sorprendentes que pueden convertirse en las protagonistas de la cena.

Por Pablo Cantó

« El All Star NBA, en realidad virtual con las Samsung Gear VR Electrodomésticos inteligentes para una vida placentera »