Lo mejor de lo mejor para fotografía deportiva

01/26/2015

Captar los instantes decisivos en los más grandes acontecimientos deportivos es una aspiración común en muchos aficionados a la fotografía. O la fotografía de naturaleza y animales con los más grandes, nítidos y luminosos objetivos. Con el mejor equipo fotográfico. Con la “creme de la creme”.

Fotos

Aguardan largas horas apoyados en su monopié con la paciencia de un cazador. Arrastran mochilas con un enorme peso y, una vez plantada su bandera en el terreno, buscan el ángulo más original, la composición más atractiva, el encuadre perfecto. Son los fotógrafos deportivos. Captan el detalle que nadie ve, el gesto que pasa desapercibido, fotografían penaltis e inmortalizan récords y leyendas deportivas. Transmiten desde el mismo escenario deportivo sus imágenes vía wifi. A los pocos minutos comienzan a difundirse las imágenes por todo el mundo.

FOTOGRAFIA AS2

Llegar a esta categoría es seguramente un sueño para el amante de la fotografía. Como también disponer del equipo adecuado para un trabajo de este calibre. Los elementos esenciales para un trabajo así son una cámara con una capacidad de disparo endiablada en modo ráfaga y los mejores y más luminosos teleobjetivos del mercado.

FOTOGRAFIA AS3

La Canon EOS 1DX, por ejemplo, es el cuerpo por antonomasia de la fotografía de prensa. Cuenta con un sensor de 18 megapíxeles de fotograma completo, sin recorte alguno, de 36x24. Su visor cuenta con 61 puntos de enfoque y diversas modalidades de enfoque en movimiento, según el tipo de escena que estemos siguiendo. Su disparo en ráfaga nos ofrece la posibilidad de captar 14 imágenes por segundo. Espectacular. Alternativas a esta cámara reina del periodismo gráfico pueden ser, aunque con prestaciones algo más modestas, la Canon EOS 5D Mark III o la Nikon D810, ésta última para quienes se decanten por otra marca legendaria en el mundo de la fotografía.

FOTOGRAFIA AS4

Pero por muy buen cuerpo de cámara que se posea, la fotografía no será posible sin el elemento básico que nos permitirá escudriñar en esos lugares y escenarios lejanos que queremos fotografíar. Los enormes teleobjetivos son los reyes de la cancha. Muy importante que cuenten con la mayor luminosidad posible. Quienes han fotografiado bajo luz artificial o en lugares mal iluminados saben de la importancia de este factor, dado que se necesitan velocidades elevadísimas de obturación para congelar las escenas deportivas. El desenfoque es siempre el peor enemigo en los instantes decisivos. Un Canon EF 400 mm 2.8 L con estabilizador de imagen es muchas veces todo lo que se necesita si el fotógrafo está confinado en un punto fijo del recinto deportivo. En los partidos de fútbol, por ejemplo. Pesa casi 4 kilos, pero es el estándar. Indispensable el monopie, al que el objetivo va atornillado mediante una rosca es su soporte. Para quienes no se conformen y busquen sujetos más lejanos todavía, la solución es el Canon EF 500 mm F 4.0 L, también con estabilizador de imagen de segunda generación. Si se trata de contar con un teleobjetivo potente y más versátil en distancias focales, la alternativa es un zoom de alta calidad. El Sigma 300-800 mm F/5,6, en este caso diseñado para cuerpos Nikon, es como el Santo Grial en materia fotográfica. Asomarse al visor y contemplar la nitidez y detalles que ofrece a una distancia focal de 800 milímetros es una experiencia fascinante.

FOTOGRAFIA AS5

La experiencia se convertirá en única y reservada sólo a unos pocos privilegiados si el trabajo fotográfico se puede contemplar en formatos sin la limitación espacial del monitor del ordenador o el papel. Por ejemplo, en formatos gigantes de televisión, como el de una televisión de 85 pulgadas 4K, con una resolución de pantalla de 3840 x 2160. Imágenes a casi dos metros de ancho. Para experimentar algo único.

« Platos de cuchara para superar el invierno 'Wonder Bar', cine anterior a todos los códigos »