5 motivos por los que "El Derbi" es uno de los grandes 10k

11/13/2014

Para comprobar el auge del atletismo popular en la capital solo hace falta echar un vistazo al calendario de pruebas.

Derbi

El próximo fin de semana se celebrarán en Madrid cerca de diez carreras, que van desde medio maratón –el rockero de Villaverde– a duatlón –Du Cross Alcalá–.  ¿Hay público para todas? Sin duda, y la prueba está en el Derbi de las Aficiones: este 10k, encuadrado dentro de las Sanitas Marca Running Series, ha logrado en uno de los findes más apretados del año en cuanto a carreras, lograr el sold out de inscripciones, con la friolera de 11.000 dorsales vendidos. 

¿Qué ha hecho que esta prueba haya logrado en tan solo cinco ediciones convertirse en uno de los diezmiles más solicitados de Madrid? Éstas son cinco razones por las que ningún runner quiere perdérsela: 

1. El pique. El enfrentar a las aficiones de los dos grandes equipos de la capital, cada uno representado con su camiseta, siempre tiene un punto extra de emoción y diversión. ¿Cómo tú, colchonero, vas a dejar que ese piernasflacas merengue te esprinte en el último kilómetro? Merengue, ¿les ganasteis la Champions y ahora vas a dejar que te venzan en una carrera? ¡Hay que sudar la camiseta de tu equipo!

Derbi-4

2. Mejorar marca personal. El Derbi de las aficiones tiene una gran singularidad: es una de las pocas carreras populares de todo el país con un marcado desnivel negativo –es decir, se baja más de lo que se sube– que ha sido homologada por la Federación de Atletismo. Volando Castellana abajo no es complicado rebajar 40-60 segundos tu mejor marca en relación con otras carreras de 10 kilómetros.

3. Ambiente. Aunque no sean los verdaderos Madrid y Atleti los que se enfrentan, un derbi es un derbi, y eso siente: tanto en los momentos previos a la salida, con dos arcos diferenciados para cada equipo –izquierda merengues, derecha colchoneros– como durante el recorrido y meta, los ánimos y calor del público poco tienen que envidiar al de otras grandes citas de la capital como MAPOMA o el Medio Maratón.

4. Último test de cara a la San Silvestre. Todo runner que se precie tiene marcada en rojo una carrera en su calendario para el 31 de diciembre y, a mes y medio de ésta, el Derbi de las Aficiones puede ser un buen examen para comprobar si los deberes están hechos. Además, aprovechando que está homologada por la Real Federación Española de Atletismo, los corredores más rápidos acostumbran a utilizar el Derbi para conseguir la mínima para participar en la San Silvestre Vallecana Internacional. Esta carrera, que se disputa finalizada la Vallecana Popular, es la versión "élite" de la competición y, para apuntarse, es necesario acreditar un 10.000 m homologado por debajo de 38 minutos. Casi nada.

5. Circuito. Además de ser rapidísimo, el recorrido de El Derbi de las aficiones es un paseo por el Madrid más emblemático: Santiago Bernabéu,  Castellana, Colón, Biblioteca Nacional, Cibeles, Museo Thyssen-Bornemisza, Puerta del Sol, Calle Mayor, Almudena, Puerta de Toledo, Madrid Río y Vicente Calderón son algunos de los lugares que colchoneros y merengues podrán observar si levantan la vista del asfalto. Serán, por un día, la envidia de los buses turísticos.

Por Pablo Cantó

« GTA V: el juego más grande, ahora mejorado Cómo ir al trabajo al estilo Zuckerberg »