Los secretos de la acuicultura

02/11/2013

Pescado fresco durante todo el año y precios aptos para todos los bolsillos. Eso es lo que nos permite la acuicultura. Llevar a la mesa y tener al alcance de la mano en el supermercado la mejor lubina, el mejor rodaballo o la mejor trucha sin importar la temporada, en las mejores condiciones y con la máxima calidad. Y sin que los precios varíen de un mes a otro.

Pescado

Con el desarrollo de la acuicultura, o el cultivo de peces para su consumo recreando los espacios naturales en condiciones controladas y respetuosas con el medio ambiente, las temporadas ya no son un inconveniente para disfrutar de un buen pescado. Esta técnica permite controlar casi todas las condiciones de vida del pescado y  de su pesca manteniendo intacta su calidad.

La dorada, la lubina y el rodaballo son las especies que mejor se adaptan a las técnicas de la llamada acuicultura marina. De hecho, los dos últimos han conseguido la etiqueta de “ecológicos” gracias a los avances conseguidos en la investigación y el desarrollo de técnicas de alimentación con piensos ecológicos y al respeto a sus ciclos naturales de crecimiento. Y las recetas y combinaciones son múltiples y deliciosas. Algunas, de hecho, imprescindibles que no pueden faltar en una buena mesa como el rodaballo asado con patatas, la dorada al horno al limón o la lubina acompañada con tomatitos cherry y albahaca.

Aaptc00113pescadoapicultura001_APTC82.G

En el caso del agua dulce, el salón y la trucha son los protagonistas, aunque el salmón en las últimas fases de producción también requiere una adaptación gradual al agua salada. Por su parte, la trucha es uno de los peces de este estilo que mejor se adapta a su cría en granjas. De carne fina, color inconfundible y sabor único, ambos son dos de las opciones más interesantes y asequibles que se crían con las técnicas de acuicultura. En el caso de la trucha, te recomendamos reforzar su sabor acompañándola de almendras y ajo, de salsa de soja, preparándola a la navarra o en una brocheta de naranja, mientras que el salmón al papillote con salsa tártara es una receta saludable que mantiene todos los nutrientes del pescado y riquísima.

Aptc00113pescadoapicultura002_APTC82.G.

Ya sea con una preparación u otra y un pescado u otro, lo importante es que esta técnica de cría en granja de pescado mantiene en todos los casos la calidad, frescura y sabor intactos durante todo el proceso de cultivo posibilitando seguir una dieta mediterránea deliciosa todo el año. Y una última idea para maridarlo: Fundamental un buen vino blanco o un albariño.

Por Prado Campos

« Hockey sobre biquini A la montaña, mejor con carné »