Los mejores 'crossover' para la ciudad

02/09/2013

Un nuevo segmento se abre camino en el mercado de los automóviles y ninguna marca se quiere quedar atrás. De reducidas dimensiones, pero con apariencia 4x4 y una posición de conducción elevada, los crossover urbanos son una gran opción para el día a día.

Coche

RENAULT CAPTUR. Se caracteriza por una distancia al suelo sobreelevada, unas grandes ruedas y unos carenados especiales, así como por sus posibilidades de personalización, en particular su original pintura bi-tono. Mide 4,12 metros y su plataforma deriva de la del Clio. Su presentación oficial será en marzo y se producirá en Valladolid.

Coche

VW CROSSBLUE. Este crossover de tamaño medio tiene capacidad para albergar a seis ocupantes en tres filas de dos asientos. Además equipa un eficiente sistema de propulsión compuesto por un motor TDI Clean Diesel y dos eléctricos que ofrecen 305 CV y un consumo combinado de apenas 2,1 l/100 km. De momento solo llegará a EE UU.

Nissan-juke-nismo-concept

NISSAN JUKE. Algunos lo consideran el precusor de este nuevo segmento ya que lleva a la venta desde 2010. En su oferta puedes encontrar tracción delantera o total y varios motores, pero recientemente ha estrenado una versión muy radical desarrollada por Nismo (imágenes). Alcanza los 200 CV y es pura diversión. Desde 26.480 euros.

70157peu-1 -Peugeot 2008 Urban Crossover (front)

PEUGEOT 2008. En apenas 4,16 metros de largo, el 2008 asocia la conducción de una berlina y la robustez de un SUV con un espacio a bordo donde reina la habitabilidad, la modularidad y el confort. Según la marca, sus motores e-HDi y 3 cilindros gasolina son de lo más eficientes (desde 99 g/km). Llegará en primavera. 

274018

OPEL MOKKA. A pesar de sus 4,28 metros, el Mokka acomoda de forma generosa a cinco ocupantes en una posición elevada. Se puede configurar con tracción delantera o total y la gama mecánica se compone de dos motores gasolina (1.6 de 115 CV y 1.4 de 140 CV) y un diésel (1.7 de 130 CV). Puede ser tuyo desde 16.525 euros.

Por Daniel Iñigo

« Cinco apps para perder peso Hockey sobre biquini »