El regreso de Berry

02/21/2013

Halle

A sus 46 años, muchos nos temíamos que la maldición de los Oscar, esa regla no escrita por la que un ganador del premio se pasa los siguientes años haciendo películas de medio pelo, hubiera acabado con Halle Berry.

En 2002 su interpretación en 'Monster’s ball' de una viuda de un convicto que se enamora de un racista funcionario de prisiones la llevaba a lograr el Oscar a la mejor actriz principal, convirtiéndose en la primera, y única hasta ahora, mujer de color en lograrlo.

Halle-Berry-Hot-Wallpaper-2012

Ese mismo año se convirtió en una de las chicas Bond más sexys de la historia con una salida del agua en bikini en 'Muere otro día' que la equiparaba a Ursula Andress, un tótem erótico de la saga de 007. De ahí saltó a la cabeza de las listas de las mujeres más deseadas. Todo iba bien.

37153_f520

Pero la suerte de la pobre de Halle Berry se acabó ahí. Desde entonces, roles olvidables en películas como 'Gothika' o 'Catwoman', por el que incluso se llevó un razzie a la peor actriz que, eso sí, acudió a recoger con su mejor sonrisa, demostrando su buen humor.  Incluso en uno de los papeles que le dieron más fama, el de Tormenta en la trilogía de 'X-Men', acabó discutiendo con directores y guionistas: aparte de lucir palmito, apenas decía unas pocas frases.

D_halle_berry

Abandonada por el cine, ha apostado por su vida privada. En la última década ha sido madre por primera vez y ha encontrado la estabilidad sentimental junto al actor francés Olivier Martínez, un hito para una mujer que declaró a Oprah Winfrey que tenía “un radar estropeado para elegir a los hombres”.

Halle-berry-hot-39

Ahora, los hermanos Andy y Lana Wachowski parecen haberle dado la oportunidad que lleva una década esperando. En la adaptación cinematográfica de 'El libro de las nubes', que se estrena el 22 de febrero, la actriz interpreta a seis personajes de diferentes sexos y razas: desde una joven mujer afroamericana hasta un anciano asiático. Todo un reto interpretativo que se queda en nada ante su verdadero desafío, volver a la Champions league de Hollywood tras una década de olvido.

Por Javier Sánchez

« Gafas de invierno Lo último en motos de campo »