Caras de ángel que despiertan pasiones

02/06/2013

Jóvenes y con ganas de comerse el mundo. La nueva generación de Hollywood da un paso adelante con la inocencia y el candor como armas para conquistar la meca del cine. Ojo, ninguna ha cumplido los 30.

Cineangel

Emma Stone. La más firme candidata a ocupar el trono que Hollywood reserva para esas actrices que, siendo atractivas, saben ser también graciosas, irónicas e inteligentes. Tras convertirse en la novia perfecta de Spiderman, en Gangster Squad la veremos dando vida a una aspirante a estrella en los años 40 que se ve envuelta en una trama criminal. La cámara adora sus ojos azules y su melena pelirroja.

Watson

Emma Watson. La Hermione de Harry Potter siempre apuntó maneras de actriz estilosa y su transición a papeles adultos lo está confirmando. Su belleza clásica y su encanto a la europea la hacen ideal tanto para papeles como el de Sam, la chica encantadora y de pasado problemático en Las ventajas de ser un marginado como para ser Bella en la versión que Guillermo del Toro prepara de La bella y la bestia. Además, estudia literatura en la universidad. ¿Se puede ser más cool?

Amanda

Amanda Seyfried. Otra rubia a la que, de momento, todo le ha ido de cara. Parece nacida para hacer papeles como el de Cosette, la torturada heroína de Los Miserables, donde ha demostrado que, además, sabe cantar. Cosas de la vida, su rostro con reminiscencias prerrafaelistas será el de Linda Lovelace, la actriz porno de los 70 de vida trágica, en el biopic que se estrenará en 2013. A la Seyfried parece que le llueven los papeles de sufridora.

Mulligan

Carey Mulligan. Parece mentira pero solo han pasado tres años desde que descubriéramos a Carey en An education. A sus 27 años se la ha comparado con Audrey Hepburn y su rexpresión dulce y vulnerable parece idóneo para interpretar roles dramáticos como los de la madre coraje de Drive o a la hermana de Michael Fassbender en Shame. Para más inri, este año será la Daisy Buchanan autodestructiva e inconsciente de El gran Gatsby.

Roberts

Emma Roberts. Debe ser difícil hacerte un hueco en el cine cuando tu tía es la eterna novia de América desde principios de los 90. Se espera mucho de la sobrina de Julia Roberts que, de momento, parece ir paso a paso. Con solo 21 años, es más una estrella en ciernes y una de esas caras difíciles de olvidar que hasta ahora puede presumir de poco: una aparición en Scream 4 y un papel protagonista en (¡glups!) en Hotel para perros.

Por Javier Sánchez

« Deporte al alcance de todos Iníciate en el montañismo »