La mejor equipación para tu esquí

01/16/2013

Nieve

Antes de ajustarte el esquí y de iniciar el descenso,  debes tener muy claro qué material vas a usar y cómo te vas a vestir. Ten en mente estas tres palabras: comodidad, confort y seguridad. Sólo así disfrutarás al máximo de tu deporte favorito.

Anorak, pantalón, botas, guantes, casco, tablas, fijaciones… La lista es extensa pero necesaria. El esquí es un deporte que precisa de una serie de elementos imprescindibles para disfrutar de la nieve con todas las garantías. La oferta es muy amplia pero no siempre resulta sencillo elegir cuál es la mejor prenda o la mejor tabla. Toma nota de estos consejos.


Tablas
. El elemento básico de todo esquiador es, sin duda, la tabla. Antes de decidirnos por uno u otro modelo, debemos tener en cuenta una serie de elementos: nuestro nivel técnico, nuestro peso y altura, el número de pie que calzamos, el material de fabricación de los esquís y su calidad. Esto es, que la tabla sea resistente pero a la vez ligera, que sus cantos agarren bien, y que el esquí sea estable y potente. Este modelo de la marca Head es ideal para esquiadores con un nivel intermedio. Gracias a la calidad de sus materiales, es una tabla que ofrece estabilidad y agarre en la nieve, y que absorbe las vibraciones en los descensos.

Fijación Mission Est BurtonFijaciones.En el centro de la tabla se halla la fijación, que es donde se coloca la bota del esquiador. Las fijaciones son muy importantes, ya que nuestra seguridad depende en buena parte de estas piezas. La fijación dispone de dos dispositivos de seguridad que sueltan la bota de la tabla cuando el esquiador se cae. De esta manera, se protege la pierna del deportista de una posible fractura. La fuerza de la fijación se regula según sea el nivel del esquiador. La fijación Mission Est Burton está pensada para quienes practican snowboard. Destaca por su resistencia, fiabilidad y alto rendimiento. Además, facilita la flexión del deportista a la hora de girar durante los descensos.

Botas Salomon (Hombre)
Botas. 
La bota es el tercer elemento fundamental del esquiador. Antes de iniciar el descenso, es básico hacerse con una bota que se adapte perfectamente a nuestros pies. Esto facilitará que los movimientos sobre las tablas sean los adecuados. A la hora de comprar unas botas, debemos  tener en cuenta cómo son nuestros pies, así como nuestro nivel técnico, el tipo de esquí que vamos a practicar, nuestra forma de esquiar, nuestro peso y el tipo de cierre de la bota. Esta bota de la marca Salomon está pensada para esquiadores masculinos. Es fácil de calzar, cómoda y la tecnología Advanced Shell le proporciona mayor precisión.



Bastones
. Otra pieza que ayuda mucho al esquiador es el bastón, ya que sirve para impulsarnos, marcar giros, apoyarnos en las caídas, lograr equilibrios… A la hora de comprar un bastón, debemos tener en cuenta su altura y flexibilidad, la empuñadura, y que su punta sea resistente. En el caso de este bastón Pro Taper Scott para esquiadores expertos, sobresale su puño ergonómico antideslizamiento. También cuenta con una punta recubierta que favorece la resistencia contra el hielo. Fabricado en fibra de carbono, el tubo es muy resistente y flexible, y cuenta con un protector de goma ajustable a la muñeca.

Casco Receptor Bug
Casco. 
Pese a que no es obligatorio, es más que recomendable llevar casco cuando se esquía. La razón es simple: en cualquier caída, por leve que sea, podemos golpearnos la cabeza. Y un golpe en la cabeza puede tener consecuencias terribles. Está demostrado que el casco amortigua el efecto de los golpes y disminuye los riesgos de lesión cerebral. Cada vez son más los esquiadores que optan por el casco. Es básico que éste encaje perfectamente en la cabeza del deportista y que no pase de sus cejas para no tapar la visión. El casco también debe dejar transpirar la cabeza y no debe causar rozaduras con la correa de la barbilla. El modelo Receptor Bug Poc cuenta con una potente carcasa exterior que facilita una excelente protección. Asimismo, permite que entre aire y que la humedad salga. En días fríos, la ventilación puede ser cerrada. Además, dispone de un sistema que evita que las gafas se arañen y en ellas penetre la nieve o el agua.

Máscara con cámara Off Road-1

Gafas. 
Es imprescindible usar gafas si queremos evitar lesiones oculares debido al reflejo de la luz solar sobre la nieve. Los rayos ultravioletas pueden provocar heridas muy graves e incluso pérdida de visión. Las gafas también ofrecen mayor seguridad al esquiador, ya que cuentan con filtros que amortiguan la potencia de la luz y nos ayudan a ver mejor. Las gafas deben llevarse siempre, hasta en los días nublados. Una buena gafa debe protegernos contra la luz ultravioleta, los rayos infrarrojos y la luz visible, debe llevar protección lateral y ha de tener una buena sujeción a la cara. Toma nota de esta máscara con cámara de foto y vídeo incorporada de la marca Off Road. Los botones son fáciles de pulsar, incluso con los guantes, con lo que podrás inmortalizar tus descensos por las pistas. La gafa es resistente al agua, cuenta con una batería recargable y tiene una entrada de USB para que puedas descargar todo el material directamente a tu ordenador.

Guantes. 
Resulta obvio, pero vale la pena recordarlo: además de protegernos del frío, la nieve, el viento y la lluvia, los guantes deben ser resistentes y fuertes. También han de ser transpirables, impermeables, aislantes y cómodos. Los dedos deben permanecer siempre calientes, y a la vez, el esquiador ha de poder mover su mano con facilidad. El modelo SX-49M de la marca Swany está diseñado con un sistema de aislamiento. Se trata de una prenda muy resistente gracias a su tapicería de cuero reforzada. Otros de los complementos indispensables para el esquiador son calcetines y gorros, si no optamos por el casco. Y en días de mucho frío, qué mejor que cubrirnos con un pasamontañas.

Softshell Trango World (Hombre)

Chaquetas y pantalones. 
Para protegernos con eficacia del frío, el viento y la lluvia debemos cubrirnos con chaquetas o anoraks impermeables y transpirables, cómodos y ligeros, que nos permitan movernos con facilidad y sean resistentes, y nos aíslen a su vez del frío. Lo mismo ocurre con los pantalones. En todo momento, el esquiador debe sentirse cómodo y seco. La chaqueta de hombre Nuptse 2 de The North Face sólo pesa 690 gramos. Gracias a su relleno de plumas, proporciona calor incluso en las temperaturas más frías. Cuenta con numerosos bolsillos, puños elásticos y cordón ajustable. Su aislamiento superior la hace ideal para afrontar largas jornadas de actividad incluso en los días más fríos.  Por su parte, este modelo de pantalón Salomon protege al esquiador de las condiciones más extremas.  Además, tienen un ajuste interior para la cintura.

Camiseta X-Bionic (Mujer)
Camisetas y forros
. Es recomendable que el esquiador se vista con ropa térmica como primera capa. Debe ser una prenda que evite la transpiración y mantenga la piel seca y caliente. Un buen ejemplo es esta camiseta de mujer X-Bionic, que favorece el rendimiento muscular y la circulación sanguínea, y proporciona sensación de confort al mantener una temperatura uniforme de 37 grados. La segunda capa de ropa debe estar compuesta por jerseys y forros polares que sean aislantes y termorreguladores, y que eviten el sudor. Es lo que nos ofrece este softshell de hombre de la marca Trangoworld. Este modelo cuenta con bolsillos y bolsos interiores, ceñidor elástico y ventilación en las axilas.

Por Blai Ripoll

« Las series que nos engancharán en 2013 En forma sin salir de casa »