Samsung Galaxy Camera, codiciado juguete

11/29/2012

Samsung

Si pudiéramos definir este año que acaba en función de las revoluciones tecnológicas, además de hablar de la consolidación de redes sociales como Twitter, de los gadgets híbridos o el Social Media también, tendríamos que hablar y mucho de la consolidación de la fotografía social y 2.0

Instagram, Tumbrl, hacer fotos con el smartphone y compartirlas al instante es todo un fenómeno que ha revolucionado la forma de entender la fotografía. Y solo hay que echar un vistazo al mercado: 27 millones de usuarios en Instagram y 26 fotos subidas cada segundo que, en su mayoría, se comparten en Twitter y Facebook con cámaras de fotos con WiFi integrado para que esta interactividad no se quede en los teléfonos inteligentes.

Samsung es uno de los pioneros en esta tendencia. Si este año ha lanzado las Smart Camera con conexión a la red, ahora da un doble salto mortal con su Samsung Galaxy Camera, una cámara de fotos híbrida que tiene las mejores prestaciones de una compacta y de un smartphone utilizando el sistema operativo Android, presente en multitud de móviles y tablets.

La Samsung Galaxy Camera aprovecha todas las capacidades que ofrece el sistema Android 4.1 Jelly Bean para hacerla una de las cámaras más versátiles del mercado. Por un lado, tenemos una cámara de fotos con pantalla táctil de 4,8 pulgadas que nos permite hacer fotos y vídeos, movernos por menús, usar apps como en cualquier smartphone, compartir las imágenes en Facebook, Twitter, Instagram o cualquier red social gracias a su conexión WiFi y 3G –porque está preparada para introducir una tarjeta SIM duplicada y no tener que buscar red desesperadamente– pero también, como en cualquier teléfono, podemos navegar por internet o utilizar apps y juegos.

En cuanto a la cámara propiamente dicha, que pesa 300 gramos nada más, tenemos un sensor de 16 megapíxeles, zoom óptimo de 21 aumentos, un sensor 16M BSI CMOS, una batería de 1650 mAh que nos permite horas y horas de fotos, vídeos y subiendo contenidos y memoria RAM de 1 Gb.

Y para la edición, la Galaxy Camera cuenta la tecnología NFC (Near Field Communication) que ofrece una nítida calidad en HD, 35 características de edición a través del Asistente Photo más las de vídeo del Movie Wizard y el Content Manager Smart, una herramienta que crea carpetas, etiqueta fotos e incluso nos sugiere cuáles deberíamos borrar. Solo le falta poder hacer llamadas.

Después de haber sido presentada por todo lo alto en un Street Day en los centros de El Corte Inglés de Castellana de Madrid y de Plaza Cataluña de Barcelona, ya está disponible en España por 499 euros. Y si reservas la cámara en alguna de las tiendas de El Corte inglés conseguirás una tarjeta de regalo de 100 euros.

Por Prado Campos

« Kylie, mucho más que música pop Probando, probando »