Nécoras a la mesa

11/20/2012

Necoras

Estas Navidades el marisco volverá a ser un valor seguro en el menú de cualquier hogar. Aunque la novedad es salirse de la típica mariscada y apostar por recetas innovadoras para cocinar, por ejemplo, las nécoras, uno de los mayores manjares dentro de esta línea de productos.

Y es que la nécora es de carne tierna, blanca y sabrosa, lo que la convierte en un apreciado manjar del mar que está delicioso si se consume entero, siempre con ayuda de unas pinzas, eso sí; pero que también admite un sinfín de posibilidades para preparar todo tipo de platos de pescado, sopas o arroces, resultando siempre una deliciosa propuesta sobre la mesa.

Procedente de las frías aguas del Cantábrico o del Atlántico, este marisco de pequeño tamaño (que no suele sobrepasar los 10 cm de diámetro) es una buena fuente de proteínas, así como de minerales como el magnesio, el sodio y el potasio, además de vitamina B3. En la pescadería del supermercado las encontrarás frescas o cocidas, siempre de la mejor calidad y garantía.

A la hora de comprar la cantidad necesaria, suele calcularse unos 250 g por persona, y para distinguir si una nécora es macho o hembra hay que fijarse en la parte de abajo: triangular si es macho y redonda para las hembras. En cualquier caso, una delicatessen que, para que salgas de la rutina, te contamos cómo preparar rellenándolos de setas y langostinos. Un plato con el que seguro sorprenderás a tus invitados.

Receta

Nécoras rellenas de setas y langostinos y suave de ajo

Ingredientes para 4 personas: • 8 nécoras cocidas • 8 langostinos frescos • 1 cebolla morada • 2 setas shitake • 2 dientes de ajo • 1⁄2 copita de brandy • 100 g de tomate triturado • 1 rebanada de pan de molde rallado • sal • aceite de oliva • 1⁄2 diente de ajo • 150 g de mayonesa • 1 yema de huevo.

Modo de preparación: Para preparar el relleno, picamos la cebolla y el ajo en brunoise muy fina y reservamos. Pelamos los langostinos, los picamos y los reservamos. Abrimos las nécoras, les sacamos toda la carne, la picamos y reservamos. Ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva y pochamos la cebolla junto con el ajo hasta que quede transparente. Añadimos el langostino con la carne de las nécoras y lo flambeamos con el brandy. Añadimos el tomate y lo dejamos cocinar durante 5 minutos a fuego suave. Por último añadimos el pan y apartamos del fuego. Para hacer el suave de ajo mezclamos la yema con la mahonesa y el ajo picado y reservamos. Rellenamos las nécoras con el relleno, las napamos con la crema de ajo y gratinamos hasta que queden doradas.

« Básicamente guapos El deporte es moda »