Los deportes más excéntricos

11/15/2012

Un voleibol que se juega con los pies. Púgiles que combaten sobre el ring y se retan al ajedrez. Una capoeira playera sobre colchones hinchables. Estos son algunos de los deportes más raros del mundo. Competiciones desconocidas para el gran público pero que cuentan con miles de aficionados.

Así que olvídese del fútbol, el baloncesto, el atletismo, el ciclismo y demás deportes convencionales. ¿Ha oído alguna vez hablar del pesäpallo? ¿Sabe en qué consiste el korfball? ¿A qué le suena el sepak takraw? Todos ellos tienen algo en común: son actividades deportivas casi desconocidas en España, pero muy populares fuera de nuestras fronteras. Le presentamos una muestra de  estos deportes tan originales.

Sepak Takraw. Causa furor en el sudeste asiático (Camboya, Indonesia, Tailandia, Laos…), y sobresale por su espectacularidad. Los dos equipos contrincantes juegan una especie de voleibol pero, en vez de con las manos, lo hacen con los pies. Tres personas integran cada equipo, que se enfrentan a dos sets de 21 puntos. La bola puede golpearse con cualquier parte del cuerpo, excepto con manos y brazos, lo que hace del sepak takraw un deporte muy vistoso.

Deporte Raro Sepak

Bandy. No es exactamente como el hockey sobre hielo, aunque se parece. En este juego, muy popular en países como Rusia, Kazajistán, Hungría, Finlandia y Estonia, se enfrentan dos equipos que pugnan por anotar goles en la portería contraria. Los jugadores golpean la pelota con un palo, y el partido se disputa sobre hielo en un terreno de grandes dimensiones, similar a un campo de fútbol.

Bandy

Bossaball. Basado en las reglas del voleibol, este deporte se juega en la playa sobre una superficie de camas elásticas y colchones hinchables. Este juego combina elementos del volei, la capoeira y el fútbol, y destaca por sus saltos espectaculares. El bosseball llegó a España en 2005, y tiene cierta tradición en Bélgica.

Bossaball

Chessboxing. Es, posiblemente, uno de los deportes más extraños que se practican en el mundo. El chessboxing combina boxeo y ajedrez, y se desarrolla sobre un cuadrilátero hasta un máximo de 12 asaltos. Los dos contrincantes alternan cuatro minutos de partidas de ajedrez con tres minutos de boxeo, con descansos de un minuto. Se puede ganar por jaque mate o por KO y, en caso de empate, la última palabra depende de un jurado. Este juego cuenta cada vez con más adeptos, y cada año se disputa un campeonato mundial.

Chessboxing

Frisbee. Un plato volador de plástico es la base de este juego que nació a principios del siglo XX en California (EEUU), aunque se consolidó 50 años después. En 1974 se celebró el primer Campeonato del Mundo de este deporte que en España cuenta con una federación propia.

Frisbee

Hurling. Aunque muchos lo desconozcan, el hurling es uno de los deportes más populares de Irlanda. Su origen es celta, y se debe golpear una pelota con palos que, salvando las distancias, se parecen a los que se usan en el hockey hierba. Este juego tiene una versión muy similar en Escocia (conocida como shinty), y otra femenina denominada camogie.

Hurling

Korfball. Dos equipos mixtos de dos hombres y dos mujeres compiten, con un balón muy similar al de fútbol, por introducir la pelota en una cesta de mimbre o plástico. Es un deporte con cierto parecido al baloncesto pero con reglas propias. Pese a que su origen es holandés, el korfball llegó a España a finales de los años sesenta, y tiene cierta presencia en nuestro país, sobre todo en Cataluña.

Korfball

Pesäpallo. Es el deporte nacional de Finlandia, y también está presente en otros países como Canadá, Alemania, Suecia o Australia. El pesäpallo se parece al béisbol pero tiene ciertos matices. Participan 18 jugadores que juegan en un campo de dimensiones más grandes, y su clave es el pitcheo vertical. La dirección del golpe, la sacudida de la pelota y el control de la potencia son más fáciles que en el béisbol, por lo que el juego resulta más ofensivo y veloz.

Pes채pallo

Tchoukball. Nació en Suiza hace 40 años, y cuenta con una federación internacional en la que participan casi 20 países. Consiste en golpear un balón contra un trampolín elástico, y que la pelota bote en el suelo sin que lo evite el rival. Este deporte implica agilidad y velocidad para mover el balón, y requiere poca fortaleza física. Juegan dos equipos que pueden ser mixtos formados por siete jugadores.

Tchoukball

Por Blai Ripoll

« Atrapando el instante Tenistas muy bien acompañados »