Lo mejor de la novela negra

11/12/2012

El fenómeno nórdico inaugurado por Stieg Larsson fue solo el principio. Hoy, la novela negra sigue siendo un valor de entretenimiento seguro.

Crímenes, violencia, detectives, policías, intriga… Los ingredientes perfectos para disfrutar del género siguen siendo los mismos, aunque sus autores cada vez nos sorprenden más con sus truculentas historias.  Nos rendimos ante el misterio con los mejores títulos del momento. ¿Te apuntas?

NOvelas

Invierno ártico, Arnaldur Indridason (RBA). La novela negra nórdica cada día tiene más adeptos en nuestro país. El boom comercial llegó con la trilogía de best seller de Stieg Larsson y desde entonces no para de conquistar a los lectores y a las editoriales. Entre los maestros escandinavos del género destaca el islandés Arnaldur Indridason, un superventas mundial muy apreciado España entre los amantes de las novelas criminales y ganador del presitigioso Golder Dagger concedido por la Crime Writers Association británica. Invierno ártico es la última entrega de las andanzas del inspector Erlendur Sveinsson, quien, junto a sus inseparables ayudantes Sigurdur Óli y Elínborg, tendrá que resolver el asesinato de un niño de 10 años hijo de una inmigrante tailandesa buceando en el pasado familiar y en las profundidades de la sociedad islandesa.

No abras los ojos, John Verdon (Roca). Nos hizo temblar con su primera novela Sé lo que estás pensando y John Verdon vuelve a hacerlo con el segundo crimen al que tiene que enfrentarse el ex detective de la policía de Nueva York Dave Gurney. Sangre, violencia, sexo y un frío e inteligente asesino componen esta novela en la que asistimos al brutal asesinato de una novia durante su banquete de bodas que llevan al detective tras una compleja red de negocios siniestros y tramas ocultas llevadas por un sádico.

La caja negra, Michael Conelly (RBA). Conelly se acaba de alzar con el VI Premio RBA de Novela Negra. Este periodista de sucesos de Los Angeles Time es uno de los autores de referencia del género negro y padre de uno de los personajes más famosos del género como es el inspector Harry Bosch. En La caja negra vuelve poner a Bosch frente a un asesinato que le lleva a la peor época de su trayectoria profesional, a las revueltas raciales de Los Ángeles de 1992 y al extraño crimen de una joven fotógrafa.

La senda oscura, Asa Larsson (Booket). Es una de las mujeres que encabezan la lista de escritores del género negro sueco. Elogiada por la crítica, con sus libros publicados en 17 países y multipremiada, Asa Larsson nos traslada en La senda oscura al norte de Suecia, al lago de Torneträsk, para volvernos a reencontrarnos con su célebre Rebecka Martinsson. Esta experta en leyes y la inspectora Anna-Maria Mella tendrán que resolver el asesinato de una ejecutiva de una empresa minera cuyo cadáver encuentra un pescador en un cabaña abandonada.

El inquietante amanecer, Mari Jungstedt (Maeva). Jungstedt es otra de las grandes firmas femeninas de la novela negra escandinava. Esta periodista es conocida por la serie de novelas protagonizadas por el comisario Anders Knutas y el periodista Johan Berg que han sido publicadas en 15 países y dos de ellas llevadas a la gran pantalla. En su último trabajo, vuelve a la carga con otro misterio: el asesinato a balazos de un constructor en una playa de la isla de Farö. La única pista que tiene la subcomisaria Karin Jacobsson, al cargo mientras su jefe Anders Knutas está de vacaciones, es el arma del crimen: una antigua pistola soviética de la Segunda Guerra Mundial.

Los buenos suicidas, Toni Hill (DeBolsillo). Nada es lo que parece. Toni Hill vuelve a con su segunda novela protagonizada por el inspector de los Mossos Héctor Salgado, al que descubrimos en El verano de los juguetes muertos. En Los buenos suicidas Salgado está obsesionado por la desaparición de su exmujer Ruth hace seis meses. Presa de la desesperación y el insomnio tendrá que dejar de lado su vida para hacerse cargo de un nuevo caso: una joven secretaria de una empresa de cosméticos llamada Sara se acaba de arrojar a las vías del metro. Lo que en principio parece un simple suicidio se convierte en una compleja y peligrosa red de mentiras. A la vez, la agente Leire Castro, en casa de baja prematura a mes y medio de dar a luz, retoma el caso nunca cerrado de Ruth.

La llave del destino, Glenn Cooper (Grijalbo). Con la misma maestría que en sus anteriores novelas, Glenn Cooper en La llave del destino nos sumerge de nuevo en la intriga viajando desde la prehistoria hasta nuestros días. Estamos en 1307 en el monasterio de Rouac. Antes de que la congregación de abades desaparezca, un monje de la hermandad deja por escrito el legado de su enorme longevidad escondido durante más de doscientos años. La fórmula de la eterna juventud se encuentra en unas misteriosas cuevas prehistóricas. Un grupo de arqueólogos descubren en las ruinas del monasterio este manuscrito pero no será fácil llevar a cabo la investigación. ¿Es este ansiado elixir una maldición o un milagro?

Las joyas del paraíso, Donna Leon (Seix Barrall). La gran drama del crimen se alía en este último trabajo con la mezzosoprano Cecilia Bartoli para recuperar la misteriosa historia del músico Agostino Steffani, el “eslabón perdido” del barroco italiano. Un personaje que fue músico, diplomático, sacerdota o misionero  y se relacionó con los hombres más poderosos de la Vieja Europa. Donna Leon se proyecta en Las joyas del paraíso en la musicóloga Caterina Pellegrini, que investiga la supuesta implicación de Steffani en el crimen más famoso de su época: el del conde sueco Philipp von Königsmarck, quien mantenía una relación adúltera con la princesa Sophia Dorotea. Ópera y misterio que no dejan indiferente.

Cuando pase tu ira, Asa Larsson. (Seix Barrall). Aclamado por la crítica como el mejor libro de Asa Larsson e imprescindible para los amantes de la novela negra. Cuando pase tu ira reencuentra a la abogada Rebecka Martinsson y la inspectora Ana-Maria Mella para enfrentarse a la muerte de Wilma y Simon, dos jóvenes enamorados que son boicoteados y asesinados cuando están buceando en el lago helado de Vittangijärvi, el norte de Suecia, en busca de los restos  de un avión alemán perdido en 1943. Un enigma que despierta antiguos recuerdos nazis.

Traición en Lisson Grove, Anne Perry (DeBolsillo). Anne Perry vuelve con la vigésima tercera novela del inspector Pitt cargada de tramas que se entrelazan y mucha acción.
En esta ocasión Pitt tendrá que viajar a la costa francesa para buscar al asesino de uno de sus confidentes. A la vez, su supervisor ha sido detenido acusado de robo. Con su mejor hombre atrapado en el extranjero y su honor comprometido, Pitt pedirá ayuda a su perspicaz mujer Charlotte pero, entre medias, explotará una terrible trama de traición que con acabar con el mismísimo Imperio británico.

Por Prado Campos

« Las chicas de la Roja Diez bellezas de cine ‘made in spain’ »