Básicamente guapos

11/19/2012

Cosmética

Cuando hablamos de básicos nuestra mente se transporta enseguida a nuestros armarios, lugar lógico de almacenamiento de los clásicos que nos pueden sacar de cualquier apuro en una emergencia.

Prendas como el pantalón vaquero, las camisas blancas y negras o el cinturón de piel que no deben faltar en el vestuario de cualquier hombre. Claro que el concepto de básico va mucho más allá de la ropa. Por ejemplo, en el universo de la cosmética existen productos y tratamientos que deberían ser el fondo de armario del lugar donde almacenamos los productos que nos ayudan a estar mejor.

Tratamientos imprescindibles para el hombre que, alejado por fin del concepto metrosexual, se siente orgulloso de su masculinidad sin que ello implique dejarse por completo. De este modo, en el ritual de belleza y cuidado estético básico y diario de los hombres se dividiría en dos secciones: cara y cuerpo. Empecemos por el primero.

Un rostro limpio es un rostro relajado y rejuvenecido. Por eso, el día debe siempre comenzar y terminar con un buen lavado de cara con agua fría por la mañana, que despierta y reactiva la circulación; y de agua caliente por la noche, que elimina los restos de los agentes externos que atacan nuestra piel durante la jornada. En ambos casos, para ayudar a acabar con estas impurezas conviene contar con un limpiador facial como el Skin Minerals for Men de Giorgio Armani, tratamiento que de vez en cuando conviene completar, al menos una vez a la semana, con un exfoliante como el gel de Clarins Men.

Cara

Con la cara limpia cual lienzo en blanco, llegó el momento de mitigar las agresiones del día a día. Una acción que comienza por la mañana con productos que hidraten la piel y la llenen de energía como el Sérum Force Supreme Youth Architect de Biotherm Homme y que termina por la noche con hidratantes de larga duración como la crema Golden Caviar Cream de Massumeh, compuesta de ingredientes activos como el caviar, el oro y la seda. 

Todo un lujo al alcance de casi cualquier bolsillo que no debe hacernos olvidar la zona más sensible a los síntomas de cansacio: los ojos. Firmas como Loewe o Yves Saint Laurent disponen de productos específicos para este área que refrescan tanto como el aftershave Splash Play de Givenchy después del afeitado.

Cansancio

Y sí, la cara es el espejo del alma, pero el cuerpo también necesita sus cuidados para mantener siempre una figura de impacto. Cuando se es muy joven el ejercicio y una dieta sana podría bastar para tonificarnos y evitar la aparición de la temible barriga, pero según van pasando los años hay que tirar de ayudas extra como el tratamiento reductor “anti-michelines” Expresslim Spécifique Anti-Pignées D’Amour de Jeanne Piaubert para reducir volumen; o del Activador Adenogen Hair Energizin Formula Shiseido para retrasar la caída del cabello.

Cuerpo

Claro, que todavía quedan hombres a los que todo esto les parecerá excesivo. Están en su derecho. Por eso, para los amantes de lo simple, todo se reduce a dos productos, el desodorante y el gel. Dos básicos que se convierten en toda una experiencia cuando apostamos por marcas como Hugo Boss, responsables del desodorante Just Different; o Marc Jacobs, autor del gel Bang Bang. Cuestión de gustos.

Por Claudio M. de Prado

« Tenistas muy bien acompañados Nécoras a la mesa »