Xabi Alonso, el icono

10/18/2012

Xabi

Asegura no saber cuando comenzó exactamente esta fiebre por convertir a los futbolistas en figuras que todos quieren imitar. Pero ahí estaba él, sin embargo, posando para los fotógrafos sobre una pasarela con toda la naturalidad y confianza de la que siempre ha hecho gala tanto dentro como fuera del campo de juego.

Es en ese momento cuando los más puristas de la moda, esos que ponen el grito en el cielo porque lo hortera se democratiza por culpa de estrellas como Ronaldo, reconocen que estaban equivocados. Es verdad que tomar el deporte como fuente de inspiración estilística conlleva algún peligro, pero cuando se trata de tener como ejemplo a Xabi Alonso, la apuesta es segura. Lo afirman hasta los enemigos más acérrimos del madridismo: el muchacho tiene estilo.

Por eso El Corte Inglés ha escogido al jugador de la selección como imagen de la nueva Colección Black de Emidio Tucci, una nueva línea de ropa pensada especialmente para hombres jóvenes y dinámicos que se sientan identificados con un estilo urbano, elegante y discreto como el de Alonso.

“Creo que cuando desde Emidio Tucci me pidieron ser la imagen de esta campaña buscaban a alguien que pudiera transmitir sencillez y naturalidad”, explicó Xabi en una rueda de prensa que tuvo lugar el pasado miércoles en Madrid. “No sé si yo represento esos valores, pero sí sé que ha sido una experiencia muy cómoda porque mi forma de ser está totalmente reflejada en esta colección.”

No hace falta esforzarse mucho para creerle. De hecho, basta ver el spot que ha rodado para promocionar esta nueva línea para reconocer que la cámara quiere al futbolista, algo que solo ocurre cuando el modelo se siente totalmente liberado frente al objetivo. “Lo que se ha visto en ese spot es lo que soy. En el rodaje les pedí que no hubiera mucho acting, porque yo no soy actor, soy futbolista. Por suerte el director quería algo muy natural”.



Esto no quiere decir que cuando su carrera deportiva acabe vaya a dedicarse al mundo de la moda. Actitud no le falta, pero Xabi lo tiene muy claro. “No lo he pensado y además me quedan todavía bastantes años en el fútbol. Cuando ponga fin a esta etapa pensaré el camino por el que quiero tirar porque hay varias opciones, pero no, no creo que sea el de la moda”.

Una decisión que no tiene nada que ver con la posible presión del que se sabe imitado por miles de personas. Los futbolistas de los grandes equipos, para bien y para mal, saben desde el principio qué significa estar sometido al juicio de la opinión pública. “Para mi ser considerado un icono no es ningún problema ni un plus de responsabilidad. No me siento incómodo con ese papel porque he aprendido a convivir con ello”.

ES_0430

¿En qué iconos de estilo se inspira entonces un hombre considerado como tal? “La verdad es que no tengo ninguno, a la hora de vestir no me guío por lo que se lleva sino por lo que me hace sentir cómodo y poco más”. Será entonces que la elegancia le viene de serie, como a Beckham, con el que un periodista vestido con la camiseta de la selección española no duda en compararle. “Beckham solo hay uno. Es un tío genial pero no pretendo ni quiero seguir su camino”.

Después de varias preguntas sobre la situación del Real Madrid y el empate de la selección frente a Francia del día anterior –“si hubiésemos jugado un minuto más igual venía más contento”, reconocía–, el moderador del acto da por finalizado el encuentro. Xabi tiene entrenamiento esa tarde y no puede llegar tarde. Antes de abandonar el recinto, alguien le pregunta que qué hace para cuidarse. “Un poco de deporte”, bromea. Y todos se ríen. Con razón dicen que el humor es una señal de inteligencia.

Por Claudio M. de Prado

« Las hazañas más extremas Que te las den con queso »