Las hazañas más extremas

10/17/2012

Hazañas

El salto estratosférico del austriaco Felix Baumgartner (1969) ha supuesto un paso más allá en el universo de los deportes extremos. La proeza ha sido extraordinaria, todo un reto a los límites del ser humano.

Con su caída al vacío desde 38.900 metros de altura, Baumgartner se ha convertido en el primer hombre en romper la barrera del sonido. El deportista alcanzó una velocidad máxima de 1.342 kilómetros por hora. O lo que es lo mismo,  373 metros por segundo. El saltador austriaco ha batido así tres récords de un plumazo: es el primer hombre en superar la barrera del sonido sin ayuda mecánica, el primero en arrojarse en paracaídas desde tanta altura y el primero en ascender en globo al punto más alejado de la Tierra. 

Baumgartner1

Esta hazaña es, posiblemente, la mayor cumbre de los deportes extremos lograda hasta ahora. Pero hay auténticas machadas en otras disciplinas deportivas capaces de sorprender a cualquiera. Es el caso, por ejemplo, del surfista Garrett McNamara (EEUU, 1967), quien en noviembre de 2011 se lanzó en su tabla sobre una ola gigante de casi 28 metros de altura en Nazaré (Portugal). “Se lanzó a por la ola más grande que he visto en mi vida. Otro se habría asustado, pero Garret parecía tenerlo todo controlado mientras descendía por la parte más crítica de la ola”, relató su compañero Al Mennie.

Garrett McNamara (surf)

Otra estrella de los deportes extremos es Travis Pastrana (EEUU, 1983), ganador de 11 medallas de oro en los X Games. Este piloto de motocross culminó el año pasado junto a Cam Sinclair el primer doble backflip sincronizado del mundo. Esta pirueta casi imposible casi acabó con la vida de Pastrana en 2010. Otras de las locuras de este piloto de Freestyle han sido saltar con su motocicleta por el interior del Gran Cañón del Colorado y volar en bici entre edificios de más de 60 metros de altura.

Travis Pastrana

Mención especial también merece el austriaco Herbert Nitsch (1970), quien en 2007 pulverizó el récord del mundo de apnea, al sumergirse a 214 metros bajo el mar. Hace pocos meses, Nitsch tuvo que recibir tratamiento hiperbárico cuando intentaba superar su plusmarca. El deportista pretendía alcanzar los 244 metros en la modalidad de apnea no limits.

Herbert nitsch (apnea)

Otro hombre récord es el francés David Belle (1973), considerado el fundador del parkour. Esta disciplina consiste en superar todos los obstáculos que surjan a lo largo del recorrido: paredes, muros, vallas, ríos, rocas… El parkour exige saltar, escalar, correr, mantener equilibrio. Y todo ello sin más equipamiento que unas buenas zapatillas de deporte.

David Belle

El neozelandés Jed Mildon ostenta otro récord sobre su BMX: fue el primero en realizar el primer triple backflip del mundo. Para completar estas tres volteretas en el aire, el deportista estuvo entrenando durante tres meses.

Jed Mildon

Por su parte, Simon Dumont (EEUU, 1986) posee el récord de salto de altura sobre nieve. Este esquiador extremo se elevó a casi 11 metros gracias a la ayuda del mayor quarterpipe del mundo, construido de propio para superar este reto.

Simon dumont (snow)

Su compatriota Tyler Bradt tiene en su poder el récord mundial de caída en kayak, al saltar desde una altura de 56 metros sobre las cataratas de Palouse Falls, en EEUU. ¿Quién dijo miedo?

Tyler Bradt (kayak)

Por Blai Ripoll

« Tan perfecto como Casillas Xabi Alonso, el icono »