Tenis y moda

09/05/2012

Zapas

El deporte siempre ha inspirado a la moda. Al igual que la música, el fútbol, el rugby y, sobre todo, el tenis han marcado tendencia. Polos, zapatillas de deporte y pantalones que han configurado un look sport a caballo entre lo casual y lo chic que inunda las calles y bebe de los deportistas.

Más allá de fútbol, el tenis comenzó siendo un deporte para la alta sociedad y de las pistas de hierba y tierra han salido marcas célebres que no pueden faltar para llevar un estilo deportivo y urbanita. Aprovechando que el US Open, el último Grand Slam del año, arranca la semana que viene, repasamos las firmas que no puedes perderte.

Lacoste es probablemente el emblema de la moda sport y elegante surgida del tenis. El mítico cocodrilo surgió de la mano del tenista René Lacoste allá por 1933, y desde entonces los polos de la marca se visten más en la calle que en las pistas. La historia del cocodrilo surge porque al propio Lacoste –ganador de siete Grand Slam, entre ellos el US National Singles Championsihips, lo que hoy es el US Open, de 1926 y 1927- sus seguidores le apodaron Le Cocodrile porque “nunca dejaba escapar a su presa” sobre la pista y tras una apuesta cuyo premio era una cartera hecha con piel de cocodrilo.

~9857766

Cuando dejó el tenis, aunque siguió ligado a este deporte como capitán de la Copa Davis de Francia, impulsó su línea de ropa y sacó a pasear a su cocodrilo. Fue la primera vez que una marca salió a la parte exterior de una prenda de ropa convirtiéndose en lo que hoy es un auténtico emblema de la marca y su filosofía. Además, Rene Lacoste creó para su propio uso y de otros tenistas y golfistas una de las prendas de ropa más famosas de la historia: el polo (que toma nombre de este deporte) L.12.12 de dos botones.

Pero antes de que Lacoste se popularizara como la marca elegante y deportiva que es hoy, la leyenda del caimán comenzó cuando René Lacoste se puso a vestir a tenistas de primera fila como Arthut Ashe, primer ganador del Abierto de Estados Unidos en 1968 y quien da nombre a la cancha principal de las instalaciones donde desde 1978 se disputa anualmente el US Open, en Flushing Meadows, Nueva York.

Y precisamente fue Arthut Ashe el que popularizó otra de las grandes marcas surgidas del tenis, Le Coq Sportif, cuando se alzó como primer afroamericano en ganar Wimbledon en 1975 vistiendo la marca del gallo. Le Coq Sportif ha estado estrechamente ligada al tenis, el ciclismo, el rugby o el fútbol y hoy es todo un referente del look casual clásico.

1220174

Émile Camuset, un amante del deporte, creó su factoría de prendas deportivas en 1882 cuando comienza a confeccionar camisetas y prendas técnicas como maillots para sus amigos ciclistas, futbolistas y jugadores de rugby. A él también le debemos el primer chándal, que creó en 1939 y hasta entonces era conocido como traje de domingo.

Y si hablamos de tenis una de la marcas de referencia es Fred Perry. Tras ganar en 1933, 1934 y 1936 el US National Singles Championships y retirarse siendo número 1 durante cinco años en la década de los treinta, fundó su propia marca de ropa deportiva reconocida internacionalmente por su corona de laurel.

B1087-100

El logotipo, que simboliza el torneo de Wimbledon, representa uno de los looks más urbanitas y es todo un icono british. De las pistas de tenis a las tribus urbanas: mods, skinheads, soul boys, rude boys, two one… han hecho de la casa británica, que este año cumple 60 años, su marca de cabecera.

Y si Fred Perry, Le Coq Sportif y Lacoste son todo un emblema de la moda sport urbana con un punto chic, hay otras marcas como Adidas Originals, Puma o New Balance que también han ayudado a configurar la moda casual surgida de las pistas de tenis.

Por Prado Campos

« Mamás en la élite del deporte Otoño de chicos malos »