Videojuegos al volante

08/22/2012

Volantes

Con un mando o con un volante. Jugar a un videojuego de conducción no es ni de lejos lo mismo según lo hagamos con una de estas dos versiones.

Y es que para sentir cada curva, acelerar y frenar rápidamente para no salirse en la chicane y hacer del sillón de casa un auténtico coche de carreras, decántate siempre por un volante especialmente diseñado para el ocio doméstico. Los hay sencillos o hasta con sillón incorporado y aptos para todos los bolsillos. Todo para que te sientas como un piloto de tu escudería preferida.

G27

El volante Logitech G27 Racing Wheel es uno de los más completos del mercado. Está compuesto de tres piezas (volante, consola con palanca de cambios y pedales) y ofrece gracias a su tecnología Force Feedback una experiencia tan realista que sentirás incluso cómo patinan las ruedas de tu coche. El volante es absolutamente real: está recubierto de cuero y las levas de cambio de marcha son metálicas; la palanca de cambio es tipo H con una respuesta y suavidad más que aceptable y entre los pedales, también metálicos, destaca la calidad del embrague.

Madcatz

El volante Madcatz inalámbrico es un interesante accesorio para los amantes de la Xbox 360. Con un excelente acabado pese a ser de plástico, el volante está compuesto por una unidad principal que incluye el volante, las levas de cambio y una palanca para el cambio de marcha secuencial que puede colocarse a la derecha o la izquierda. Además, incluye un accesorio para colocarlo sobre las rodillas, aunque para disfrutar de la experiencia del Force Feedback es mejor fijarlo a una mesa. Los pedales de aceleración y freno, por su parte, transmiten una sensación muy real.

Thrustmaster

Para combinar con PC, Playstation 3 o Wii, Thrustmaster ha lanzado el volante universal Challenge Racing Wheel. Es un modelo sencillo compuesto por el volante y los pedales de aceleración y freno muy recomendable para aquellos que se inician en esta experiencia de conducción de videojuegos de carreras.

Bigben

En el lado opuesto y para una sensación hiperrealista, lo mejor es añadir a los modelos de volantes con Force Feedback varios extras. Entre los más interesantes, un asiento para volantes como el BigBen 120-RS, que te trasladará directamente al interior de un monoplaza, o un buen equipo de sonido envolvente para escuchar rugir tu motor.

Por Prado Campos

« Auriculares para hacer deporte Un subidón de energía ‘premium’ »