Sirenas de ensueño

08/03/2012

El espectáculo olímpico deja imágenes imborrables. La natación es una de las competiciones más esperadas por los amantes del deporte.

Pero no sólo por la emoción de las pruebas, sino también por la belleza de las nadadoras. Te mostramos a siete deportistas que levantan pasiones dentro y fuera de la piscina.

Nadadora

Annamay Pierse

Nadadora y modelo publicitario, la deportista canadiense logró en 2009 el récord del mundo de 200 metros espalda en piscina corta. En los Juegos de Pekín no pasó del sexto puesto, y en Londres no ha llegado a competir directamente en la piscina, ya que ha participado como coordinadora en el equipo de natación de su país. Desde esta nueva tarea, ha intentado transmitir a sus compañeros su carisma y su personalidad.

Francesca Dallape

Francesca Dallape

La saltadora italiana se alzó con el oro en los últimos Campeonatos de Europa tras lograr el mejor salto sincronizado desde 3 metros junto a su compañera Tania Cagnotto. No ha tenido tanta fortuna en los Juegos de Londres, donde esta pareja de nadadoras se ha quedado a sólo dos puntos de colgarse la medalla de bronce. Fuera de la piscina, a Dallape le gusta bailar, ir de compras, salir de fiesta con sus amigos y escuchar música. A sus 26 años, es una de las deportistas más bellas de Italia.

Natalie coughlin

Natalie Coughlin

En los Juegos de Londres, ha conseguido una nueva medalla olímpica: la número 12 de su carrera, al conquistar el bronce con el equipo femenino de EEUU en los relevos 4x100. La nadadora estadounidense es un icono en su país y una de las mejores deportistas olímpicas de la historia. Basta con echar un ojo a su currículum: tres oros, cuatro platas y cinco bronces en los últimos tres Juegos Olímpicos. A punto de cumplir los 31 años, esta mujer no sólo muestra sus encantos en la piscina sino también fuera de ella, gracias a un cuerpo admirado en medio mundo.

Stephanie rice

Stephanie Rice

Hace cuatro años, en Pekín, esta australiana sorprendió al mundo tras ganar tres medallas de oro y pulverizar varios récords mundiales. En Londres, se ha colgado la plata en el relevo del 4x200 metros libres. Sensual y de una calidad deportiva indiscutible, a la nadadora de Brisbane le ha acompañado la polémica en más de una ocasión por colgar fotos suyas subidas de tono en las redes sociales. A finales de junio, fue muy criticada en su país por mostrar una fotografía con un bañador muy ajustado. Algo que a Rice, que ha sido nombrada la nadadora más bella de Australia en 2012, no le molestó demasiado.

Keri-Anne Payne

Keri-Anne Payne

Su especialidad deportiva es el maratón de 10 kilómetros en aguas abiertas, donde ya consiguió una medalla de plata en los Juegos de Pekín. Esta nadadora fue la primera británica en asegurarse una plaza olímpica para Londres 2012 tras proclamarse campeona del mundo de su disciplina. Su belleza atrae las miradas no sólo de los aficionados a la natación. Varias marcas ya se han fijado en ella y la han elegido para promocionar sus productos en todo el mundo. Tiene 24 años y es una de las claras aspirantes a conquistar el oro dentro de unos días.

Britta steffen

Britta Steffen

La doble campeona olímpica en los Juegos de Pekín ha pasado sin pena ni gloria por Londres. Su eliminación en las rondas preliminares ha provocado una enorme decepción en la delegación alemana, que había puesto en esta hermosa nadadora grandes esperanzas de cara a conseguir una medalla. Steffen ha encontrado el amor en la piscina, ya que su pareja es el campeón alemán Paul Biedermann, plusmarquista mundial en 200 y 400 metros, que también ha fracasado en Londres. Además de la natación, esta deportista de 28 años estudia Ingeniería en Berlín. 

Angela_maurer

Angela Maurer

La veterana nadadora alemana ha protagonizado recientemente una sensual sesión fotográfica en la revista Playboy, donde ha posado desnuda justo antes de arrancar los Juegos de Londres. Acaba de cumplir 37 años y ha ganado numerosos títulos europeos y mundiales en las categorías de 10 y 25 kilómetros en aguas abiertas, pero la gloria olímpica se le ha resistido. Pese a todo, es una institución en su país, y su belleza no pasa desapercibida.

Por Blai Ripoll

« Sudaderas, un clásico casual CAT, del trabajo a cualquier parte »