Pedaladas eléctricas

08/02/2012

Bicisportada

Todo apunta a que el futuro de la movilidad en las congestionadas ciudades pasa por pequeños vehículos, lo más ecológicos posibles. Mientras toda esa tecnología llega a buen puerto y se implanta de manera definitiva, los fabricantes de automóviles también están desarrollando bicicletas eléctricas.

Una interesante solución para ir al trabajo sin tener que contaminar… ni sudar por el camino.

AUDI E-BIKE

Este prototipo de bicicleta inspirado en la competición, cuenta con un chasis basculante y llantas fabricados en fibra de carbono. Las baterías van alojadas en el interior del chasis, y se recargan totalmente en solo 2,5 horas. El motor eléctrico, acoplado directamente a la rueda trasera, entrega una potencia máxima de 2,3 kW, y 250 Nm. El ciclista puede elegir entre distintos modos de pedaleo y puede alcanzar velocidades de hasta 80 km/h, con una autonomía de entre 50 y 70 km.

Audi3

BMW i PEDELEC

Fabricada en aluminio ligero y fibra de carbono, esta bicicleta está equipada con un motor eléctrico que asiste al conductor para pedalear hasta 25 km/h, con una autonomía de hasta 40 km. Su estructura está pensada para que se pliegue fácilmente y quepa en el maletero de cualquier coche. La batería se carga en cuatro  horas en una toma de corriente convencional –hora y media en toma rápida–. También cuenta con un sistema de recuperación de energía que funciona en las bajadas y las frenadas.

BMW

LEXUS HYBRID BICYCLE CONCEPT

Es una bicicleta híbrida que no tiene un modo de propulsión eléctrico puro. Eso sí su pequeño motor de 240 watios nos ayudará a hacer más llevadera la cadencia de nuestro pedaleo. Las baterías de 25.9 V son de iones de litio y se encuentran ubicadas en el cuadro. El tiempo aproximado de carga es de dos horas, aunque dispone de una función de recuperación de energía que ayuda a recargar la batería mediante la captura de la energía cinética generada en la frenada.

Lexux

SMART EBIKE

Su potente batería le permite recorrer 100 km con una carga completa. Los más puristas protestarán porque no es tan cómoda como una bici convencional porque no tiene suspensiones, pero en su cuadro se puede elegir entre tres diferentes marchas y cuatro niveles de potencia. Pesa poco más de 25 kg , su velocidad máxima es de 25 km/h y su precio ronda los 2.850 euros. Para los amantes de la exclusividad habrá una versión Brabus en breve, que alcanzará los 45 km/h.

Smart

VW BIK.E

Con un diseño muy simple que no tiene ni pedales, este prototipo es capaz de plegarse por completo para poder guardarla en el hueco de una rueda de repuesto. En principio las baterías, integradas en el futurista cuadro, alimentaría el pequeño motor eléctrico integrado en la rueda trasera. Puede circular a una velocidad máxima de 20 km/h y su autonomía alcanza los 20 km. Además tiene unas pequeñas ópticas Led para poder desplazarnos de noche.

WB

Por Daniel Iñigo

« De animadoras a modelos Sudaderas, un clásico casual »