Cámaras para inmortalizar tu aventura

08/11/2012

PortadaCamaras

Primero solo hacíamos fotos de las vacaciones. Después llegaron las cámaras digitales (compactas o réflex) y comenzamos a inmortalizar cualquier evento importante. Y con los smartphones y apps como Instagram se revolucionó el panorama y ahora todo queda atrapado en un clic.

Pero no hay que quedarse a pie de calle o de vacaciones, en plena vorágine deportiva con Londres 2012 lánzate a inmortalizar también tus momentos más aventureros con una cámara deportiva. Son un poco más modestas que las que toman las espectaculares imágenes que vemos de los atletas en los Juegos Olímpicos, pero igual de útiles y eficientes, ya que son a prueba de riesgos y con una excelente calidad.

La cámara GoPro es todo un referente dentro sector. En Estados Unidos diríamos incluso que es la que más sensación ha despertado entre aficionados y deportistas profesionales, que la llevan encima para grabar y capturar todo tipo de prácticas como surf, skate o mountain bike gracias a que resiste prácticamente cualquier golpe y es resistente al agua.

Esta cámara graba, con 11 megapíxeles de resolución, en alta definición, captura 30 fotogramas por segundo y cuenta con un gran angular que nos permite capturar imágenes únicas con un efecto muy verosímil y espectacular. Además, es un pelín más pequeña que una cámara compacta, por lo que podemos acoplarla en cualquier superficie. Existen modelos resistentes al agua aptos para deportes acuáticos, para deportes de motor y otras más versátiles para cualquier actividad al aire libre.

Ion

Ion es otra de las grandes marcas de las cámaras deportivas. Graba en alta definición con dos opciones: a máxima calidad a 30 fotogramas por segundo o con un poco menos de resolución para conseguir 60 imágenes por segundo. Cuenta con un gran angular de 170 grados y hay modelos con transmisor WiFi, gracias al que podemos subir directamente los vídeos desde la cámara a una nube privada de 8 GB o directamente a las redes sociales. También tiene soportes para acoplarla a cualquier superficie de una forma cómoda.

Si el presupuesto es más ajustado, hay modelos de cámaras deportivos más económicos y de buena calidad como Ruskbag y Oregon, dos compañías, como las anteriores en la gama alta, se compiten el mercado medio. Ruskbag ofrece 5 megapíxeles proporcionando una calidad de alta definición de 30 o 60 fotogramas por segundo, cuenta con un diseño resistente a golpes y se puede sumergir hasta 68,5 metros.

Ruskbag

La cámara Oregon ofrece, entre otras cualidades técnicas, un sensor que mitiga las vibraciones en la grabación (muy útil para deportes como mountain bike), su diseño optimizado nos permite acoplarla a cualquier lugar y si tenemos GPS se pueden geolocalizar nuestros vídeos en Google Maps.

Por Prado Campos

« Tendencias con mucha cabeza Triunfadoras en el Olimpo »