¿Liso o estampado? Elige tu bando

07/29/2012

Portada

Si eres de los que piensa que la moda es cosa de otros, piénsalo de nuevo. Tanto si sigues las tendencias como si no, este es un universo que lo impregna todo. Incluso el deporte, donde basta elegir un color para identificarse como seguidor de un equipo u otro.

Justamente en eso, en hacernos sentir partícipes de un grupo sin renunciar a nuestra personalidad, consiste seguir la moda, que este verano nos hace dividirnos entre los devotos del color liso en todas sus gamas o los fanáticos de los estampados de cuadros y rayas.

Un mundo partido en dos mitades con la ventaja de que si en algún momento te apetece cambiar de chaqueta y pasarte al otro equipo, aquí no ha pasado nada, sobre todo ahora que en El Corte Inglés, hasta el 5 de agosto, todas las marcas de la planta de Moda Joven están al 50% de descuento. 

Eso sí, antes de cambiarte de bando, aprende las normas de estilo del equipo recién adquirido para no desentonar demasiado. Por ejemplo, si ahora estás pensando en jurar fidelidad al mundo del color liso, graba esta palabra a fuego en tu cabeza: colorblock.

Detrás de este término se esconde la tendencia estrella de este verano, que consiste o bien en vestir con un mismo color en diferentes tonalidades, por ejemplo partiendo de un azul como el de este polo de Hilfiger Denim; o en romper el look con pantalones de un color vivo como estos de Easy Wear y de Replay. Jugar, en cualquier caso, es la clave. Y si es con tonos flúor o pastel, mejor que mejor.

Estampado

Claro que si lo que estás pensando es en  atrévete a dejarte llevar por la locura del estampado, nuestro consejo es que antes de apostar por locuras geométicas o símbolitos aprendas a manejarte con los básicos de rayas y cuadrados.

Las camisas hechas con estos motivos son la mejor alternativa para vestirse elegante en ambientes informales, sobre todo si las combinamos con pantalones chinos o vaqueros. La dificultad entra en escena cuando unas bermudas, también estampadas, salen de nuestro armario. En este caso lo mejor es que evites que parte de arriba y abajo sean estampadas, es decir, que si te pones estos pantalones de Tommy Hilfiger no lleves esta camisa de Lee. Cuando se trata de rayas y cuadros, recuerda que en la moderación está el gusto.

Por Claudio M. de Prado

« El desenfado llega a las americanas Marcha nocturna por la Sierra de Guadarrama »