Ensaladas nada verdes

06/18/2012

Ensalada

El verano amenaza con instalarse y los incondicionales del filete a la plancha con patatas fritas ven cómo la oferta carnívora disminuye en los menús del día para dejar espacio en la mesa a los entrantes ligeros y las sopas frías.

Y como el calor reduce nuestro apetito, la eterna ensalada mixta desaparece mucho más rápido que en un día de invierno. Pero si no eres muy fan de la lechuga y los combinados de hoja verde no son lo tuyo, también puedes prepararte un plato ligero y reconfortante utilizando como ingredientes a hortalizas, legumbres o frutas.

Ensaladas que prepararás en un santiamén y te saciarán, evitando así los atracos a la nevera a media tarde por haber matado el hambre con un simple gazpacho. Aquí te dejamos algunas de nuestras recomendaciones para llenar tu cesta de la compra.

La exótica. La combinación de una fruta tropical como el mango con los langostinos da como resultado una ensalada muy sexy. A esos ingredientes se le añade más frescura si cabe con unos taquitos de piña y el cremoso yogur natural. 

La de la tierra (y el mar). Clásica ensalada fría para hacer con legumbres que puedes comprar ya cocidas y envasadas. Si te apetece añadir pescado, te planteamos esta versión que marida el gusto de las lentejas con el sabor a mar de los chipirones

La mediterránea. Esta ensalada de patatas con bacalao confitado es una versión sofisticada de la clásica ensalada campera. Reemplazamos el atún por bacalao y añadimos un toque crujiente con piñones tostados y un contraste de aromas increíble gracias a la albahaca.

Y de postre, una ensalada. La verdadera alternativa sana al helado llega en forma de ensalada de fruta. Aquí proponemos una con lichis. Pero si eres fanático de la fruta a cualquier hora, apuesta por una ensalada con la sandía como ingrediente estrella en una versión muy dulce y poco vista: caramelizada. 

Por Sira M. Lebón

« Diosas del surf y modelos de baño Senderismo a la luz de la luna »