Quiero ser como Cesc, Xabi, Villa...

05/11/2012

Hugo

Todo se desencadenó a finales de los 90. Un Beckham de pelo oscuro se hizo popular, publicó su libro, se casó con la pija del grupo musical de moda, descubrió el tinte y aquello se convirtió en un no parar de contratos publicitarios y campañas con firmas de moda. 

David fue pionero; abrió camino a sus colegas sembrando el precedente de lo que hoy es toda una generación de futbolistas profesionales del arte de posar. Y no solo cobrando al poner imagen a su firma, sino en actitud seductora y canalla en las revistas a veces incluso acompañados de sus esposas, como hizo recientemente Valdés con su chica en GQ y como ya hiciera en su día el propio Beckham con Victoria o Figo con su rubia Helen...

La tendencia al pluriempleo de estos deportistas también la adoptan los españoles. Y en cuestión de cuerpazos, no entendemos de crisis. Sabemos que a Cesc y a Xabi Alonso los trajes de Hugo Boss les quedan como un guante, y que la barba del tolosarra queda hiperdepurada gracias a Gillette. 

6a016763dcc86e970b0168eb6f44e2970c-800wi

Johannes Ibelherr para Bikkembergs. 

Aitor Ocio, en el pódium de los más guapos según todos los ránkings, posó para Bikkembergs, y el ya no tan Niño Torres se colgó la etiqueta para su campaña con Piaget, la firma de relojes. 

Iniesta, Xavi, Villa, Casillas… todos han posado, han corrido y han puesto su mejor cara para Nike, Adidas, Pepsi y la cerveza de la selección. Y las nuevas generaciones de futbolistas no se quedan atrás. Miguel Ángel Moyá, el agraciado portero del Getafe, ha desfilado en Milán y también ha enseñado su musculatura para la  misma firma belga que fichó a Ocio, la ya mencionada Bikkembergs, que pasa su campaña de esta temporada cuenta con el futbolista alemán Johannes Ibelherr como protagonista. 

Y es que el modelaje y el futbol parecen ir tan unidos que hasta hemos tenido un Mister España que también ha sido un astro del Balón. Se trata de Diego Otero, de la plantilla del Madrilejos…  Viendo el panorama, y sabiendo que la fórmula funciona a las marcas, no sabemos cuándo parará esta racha ni quien será el próximo capitán indiscutible de las lucrativas vallas publicitarias.  

Por Sira M. Lebón  Foto: Cesc Fabregas, Xabi Alonso y David Villa, para Hugo Boss.

« Chuck Taylor All Star, de la cancha a la eternidad Federer y Nadal, creando tendencia en la pista »