¿Tanto engorda comer entre horas?

04/23/2012

Picoteo

El hambre entre horas es la mayor aliada del michelín. Pero el miedo a engordar no puede ser excusa para no comer, ya que saciar al cuerpo en los picos de ansiedad es necesario para evitar innecesarios y peligrosos atracones de última hora.

Es verdad que cuando hablamos de picoteo siempre pensamos en chocolatinas y snacks con alto valor calórico, y por eso debes saber que existen en el supermercado toda una serie de productos más sanos que podemos comer sin miedo a la báscula. 

Evidentemente, la mejor opción siempre es la fruta, fácil de transportar y apetecible en cualquier momento. Si estás harto de las manzanas y los plátanos, piensa que también puedes prepararte en casa para llevar al trabajo tacos de melón, de sandía o incluso llevar naranjas ya peladas en un tupper. La variedad es esencial para no aburrirse y caer en tentaciones prohibidas.

Los frutos secos al natural también son una buena alternativa, ya que además de matar al gusanillo, están recomendados para controlar el colesterol. En el mercado encuentras alternativas como los ecológicos de Darama, que te aseguran siempre el consumo de productos de primera calidad como almendras crudas, nueces peladas o anacardos tostados.

Finalmente, si el craving te pide patatas fritas o similares, lánzate a por sustitutivos más sanos como los chips de soja de Valsoia, las mini tortitas de arroz cubiertas de chocolate de Fiorentini, los palitos de pan tostado Sunbites o los cócteles de picoteo japonés Osaka Bansai; todos ellos perfectos para dejarse llevar por el placer de pecar sin tener que encender la calculadora de calorías.

Por Claudio M. de Prado

« Guía práctica para organizar tu armario Cámaras que lo aguantan todo »